Arquitectura para el vino: Bodegas Portia

Interior Bodegas Portia | Foster and Partners
© Nigel Young, Foster+Partners
Proyecto: Bodegas Portia. 
Arquitectos: Foster + Partners
Colaboradores principales: Arup y Prointec. 
Localización: Gumiel de Izan, Ribera del Duero, España
Superficie proyecto: 12.500 m²
Fecha: 2010

Este edificio diseñado para el vino, aporta las condiciones de trabajo óptimas para el proceso de produción, mientras se ajusta a la topografía y reduce las demandas de energía del edificio y su impacto sobre el paisaje. La cubierta incorpora células fotovoltaicas.

Vista Bodegas Portia | Foster and Partners
© Nigel Young, Foster+Partners
Las alas se enclavan y entierran, en parte, en el terreno inclinado. La integración del edificio ayuda así a crear las condiciones más favorables para el proceso de envejecimiento del vino y es una parte importante de la estrategia energética ambiental pasiva que permite al edificio explotar las propiedades termales de la tierra, junto con la masa termal de la estructura de hormigón, para regular la temperatura interior de la bodega.

Sala de fermentación Bodegas Portia
© Nigel Young, Foster+Partners
La planta en forma de trébol de Bodegas Portia, expresa las tres etapas principales de producción: fermentación en tinas de acero, envejecimiento en barriles de roble, y maduración en botellas. La unión de las tres alas, el núcleo central del edificio, es el recibidor y el centro de operaciones, desde el cual se controlan todas las etapas del proceso de producción.
Bodegas Portia Foster and Partners
Después de la cosecha, las uvas se llevan a la bodega a través de un camino elevado en la azotea, y se dejan caer directamente en la tolva. La gravedad, como un recurso más de eficiencia energética, ayuda a transportar la cosecha en el edificio, minimizando a su vez el daño en la uva. El ala de fermentación está expuesta al exterior, permitiendo escapar de forma natural el dióxido de carbono.

Fachada ala fermentación Bodegas Portia
© Nigel Young, Foster+Partners
Reflejando el crecimiento en el turismo del vino y su importancia en la industria, una galería pública elevada en el núcleo central de la bodega permite a los visitantes ver las diferentes etapas de producción. Las áreas públicas, “rayadas” con listones de barriles de vino reciclados, evocan la rica tradición vinícola de la región.

Recepción Bodegas Portia Fostner and Partners
© Nigel Young, Foster+Partners
La azotea protege del sol y alberga una vinatería para degustación; estas áreas con terraza y láminas de agua entre las alas del edificio, "sobrevuelan" las amplias vistas de los viñedos de la Ribera del Duero.

Terraza Bodegas Portia Foster and Partners
© Nigel Young, Foster+Partners